Para ti

Todos los días leo su diario, pero siento como si en su vida solo hubiera tenido desilusiones que te hace creer eso, me pregunto y una vez más leo ese párrafo: sufres y lloras pero nada haces para cambiar aquello que te hace mal prefieres vivir en la cárcel de tus inconformidades, aceptas sin reproche lo que la parvada sigue…

Tú lo permites

Si mañana al abrir los ojos no estuvieras a mi lado sería como una pesadilla eterna donde el no tenerte seria mi peor castigo, aún que he de confesar el dormir es un tormento ya ante la posibilidad de algún día despertar y saber que la pesadilla se hizo realidad, si por mí fuera jamás te soltaría de la mano pero siempre existe la recompensa al doble al saber que al llegar la hora de abrir los ojos cada mañana siempre estaré a tu lado.

Sufrir en silencio

La realidad a veces es más dura de lo que imaginamos cada día las mujeres sufren no solo física, emocional, sino hasta mentalmente, ya no sabemos de qué cuidarnos, el mal nos acecha en cada rincón.

El sueño de la vida

La vida hoy en día debe llevar un ritmo tan acelerado, en el que el tiempo no alcanza nunca para acabar de hacer los pendientes y en los que incluso, no se debe de tener tiempo muertos, se tiene que estar haciendo algo todo el tiempo o se debe buscar ser multiusos para lograr acabar todo. Hemos logrado que prácticamente se olvidará la luz del día o de la noche, que antes denotaba un límite en las actividades, hoy nos regimos más por el reloj y el calendario para organizar nuestros tiempos de cada momento.

Escribir para escribir

¿Qué es la escritura?, según su definición se nos dice que son un conjunto de signos organizados o imágenes. Podríamos empezar a preguntarnos para qué escribimos. La respuesta sería parecida si nos preguntamos por qué leemos.