Pizza caliente

Tengo un problema muy grande, me desagrada la pizza como me desagrada tener los bolsillos vacíos. Últimamente no hay mucha plata, pero también últimamente vivo y con tu compañía, no sólo a cartas, sino también porque te llevo en el pecho, en el corazón, en el pensamiento y en mi pluma que te hace los versos más lindos que me pueda imaginar.

Pagar por sufrimiento y necesidad

Este mes no es del todo una celebración, es más un mes donde se le da visibilidad a causas justas, necesarias y en muchos casos negadas, donde lo único que se busca es que se respete el derecho de otros a amar, a ser felices y a disfrutar su sexualidad, pero esto no siempre permite que todas las voces se alcen.

Anita

El alma se me partió cuando observé esa escena desgarradora. El llanto volvió a mí y rompió la poca serenidad que había conseguido con el discurso de aliento de mi papá. Me acerqué a su pecho y le dirigí unas últimas palabras tanto a ella como a su corazón apagado: “nunca te olvidaré, Anita. Siempre en mi recuerdo estarás. Te amo”.

Picando papas

Las papas se tienen que lavar antes de pelar o cortar, las limpio con tela para que no se resbale con el cuchillo; me dan ganas de cortarme tus palabras que arrastró en la piel y de matar las ganas de buscarte. Hay que cortarlas en cuadritos, en pequeños cuadritos donde ponga tu foto y quepas solamente tú, ni yo, ni tu manía de querer siempre estar y no estar a la vez. Son cuatro papas a picar para hacer mi comida, para ver si esta vez me asfixio con un poco de ellas.

Salvajes y poderosas en los años 50’s

Durante años la comunidad gay (actualmente se comprende como la Comunidad LGBTTTIQA, que abraza todas las disidencias sexuales y reconocidas hasta el momento) se ha reunido bajo la clandestinidad. Las formas en las que se congregaba este sector son difíciles de rastrear, la clandestinidad que se forzó en el Siglo XX fue el resultado de una exhaustiva persecución de la comunidad gay por su orientación, identidad y expresión sexual diferente a la heteronorma que se estableció.

Emiliano Virgen

El pobre tenía aún la esperanza de que ella llegara y dijera que lo amaba con la misma fuerza que él lo hacía, un amante furtivo lleno de sueños e ilusiones. Pero no, ella se alejó, se quedó arrumbada en la esquina de los amores perdidizos y no pasó de ahí. Tardó en volver a tomar el aliento y querer de nuevo.

Las llamas en la tierra de la salvación

El mundo entero parece que se hace de la vista gorda cuando del tema de Palestina se trata, desde temas de geopolítica hasta terrorismo se han visto involucrados, hay tanto en este conflicto que muchos dicen no entender qué está pasando en estos territorios de Medio Oriente.

Para ti

Todos los días leo su diario, pero siento como si en su vida solo hubiera tenido desilusiones que te hace creer eso, me pregunto y una vez más leo ese párrafo: sufres y lloras pero nada haces para cambiar aquello que te hace mal prefieres vivir en la cárcel de tus inconformidades, aceptas sin reproche lo que la parvada sigue…

Muerte sin fin

¿Cómo murió? A manos de un idiota, de un hombre frustrado por una mal venta en el tianguis, por el impulso que hace quitar una vida y joder otra. Mi abuelo me contó que todo pasó muy rápido, así como se cruza uno la calle para cambiar de senda y agarrar sombra de marquesina.