¡Trabajo más y gano menos!

El trabajo no remunerado acentúa las desigualdades económicas de género, ya que, según ONU Mujeres, en el mundo las mujeres dedican tres veces más tiempo a trabajos domésticos y de cuidados que los hombres, sin recibir remuneración o reconocimiento. Los trabajos del hogar tienen un valor que no se logra visualizar hasta que es tercerizado, es decir, cuando se paga una guardería por cuidar a los hijos o a una persona que cocine y limpie el hogar.

El lujo detrás de la menstruación

El lujo detrás de la menstruación tiene como nombre “IVA” y como apellido “16%”. En México, el sistema tributario es discriminatorio, ya que, los artículos de gestión menstrual están sujetos a un impuesto que perjudica específicamente a las mujeres, especialmente al decil más pobre.

La primera pero no la última: Kamala Harris

“Kamala, puedes ser la primera en hacer muchas cosas, pero asegúrate de no ser la última”, fueron palabras que, la madre de la vicepresidenta electa de los Estados Unidos, solía decirle y que hoy se convierten en una realidad. Puede que hoy Kamala Harris sea la primera, pero nunca la última.