El supremacismo blanco estadounidense como terrorismo doméstico: el tiroteo en El Paso, 2019

Por Raúl Granados

Tiempo de lectura: 5 minutos

En los últimos cinco años el supremacismo blanco en los Estados Unidos ha experimentado un importante resurgimiento, dirigido, principalmente, por grupos pertenecientes a la derecha alternativa (alt right), el más reciente segmento del movimiento supremacista blanco, cuya ideología se centra en la afirmación de que la raza blanca estadounidense se encuentra en peligro de extinción, dado el aumento de la población no blanca en ese país, por lo que consideran que cualquier acción contra este sector de la población está justificada con el fin de “salvar” a la raza blanca.

Si bien, el surgimiento de la alt right data del año 2008, la entrada de Donald Trump a la contienda electoral en 2015 sirvió de plataforma para que este segmento supremacista intentara posicionar su ideología en la opinión pública, mediante un amplio activismo electoral que realizaron a favor de Trump. Los miembros de la alt right coincidían en la postura anti – establishment de Trump y lo percibían como un actor relevante alineado a su visión supremacista, pese al hecho de que no fuera uno de ellos (outsider).

La derecha alternativa interpretó el triunfo electoral de Trump como el triunfo de su propia causa. A partir de entonces materializó su propaganda y activismo ideológico que mantenía en la red (internet), al mundo real, mediante la conformación de grupos y organizaciones que comenzaron a perpetrar ataques contra su población objetivo: afroamericanos, judíos, musulmanes y latinos.

Fotos de stock gratuitas de acto electoral, administración, adulto

Particularmente, los latinos han sido percibidos por los supremacistas blancos como una amenaza, pese a su pertenencia a la sociedad estadounidense por muchas generaciones. La atención y odio en su contra ha aumentado considerablemente en Estados Unidos, dado los cambios demográficos que se han registrado en ese país durante los últimos años, lo cual es interpretado por el movimiento supremacista como una “invasión”.

Una de las amenazas más riesgosas que supone el supremacismo blanco en los Estados Unidos, es el terrorismo doméstico. Históricamente, los supremacistas blancos han asesinado a más personas en ese país que algún otro tipo de movimiento extremista doméstico. Tan solo entre 2008 y 2017 fueron responsables del 54% de todas las muertes relacionadas con ideologías extremistas, de acuerdo con los ataques documentados por la Anti-Defamation League (ADL) en ese periodo.

De acuerdo con el Southern Poverty Law Center (SPLC) en 2001 (año en que fueron perpetrados los ataques del 11-S) había alrededor de 668 grupos de odio en EE.UU. Dicha cifra aumentó a 918 en 2016, año en que resultó electo como presidente Donald Trump. Es decir, en 15 años se registró el aumento de 250 grupos de odio, lo que representa un crecimiento del 37.42% entre el año 2001 y 2016.

Fotos de stock gratuitas de abuso, acceso, acoso

Sin embargo, en 2018 el SPLC registró 1,021 grupos de odio, 103 más que en 2016. Es decir que, en los primeros dos años de gestión de Donald Trump los grupos de odio aumentaron la mitad de lo que crecieron en 15 años, cuando la retórica política se enfocaba contra los yihadistas.

El 3 de agosto de 2019 en la ciudad de El Paso ocurrió un tiroteo en un Wal-Mart de esa ciudad, en el cual fallecieron 22 personas, incluyendo a ocho nacionales mexicanos, trece con ciudadanía estadounidense y un alemán residente en Ciudad Juárez. Fueron heridas otras 24.

El autor del ataque, Patrick Crusius, confesó que fue “una respuesta a la invasión hispana de Texas” y aseguró estar defendiendo a Estados Unidos del “reemplazo cultural y étnico provocado por una invasión hispana”. Dicho manifiesto fue sustentado en la teoría del gran reemplazo, que se ha vuelto popular en EE.UU. para justificar los ataques racistas perpetrados por supremacistas radicales como una “defensa” ante la “invasión” de hispanos que, desde su óptica, amenazan a la raza blanca de ese país.

Fotos de stock gratuitas de a salvo, asiática, blanco y negro

Es importante destacar un elemento crucial que brinda la base ideológica del ataque, un manifiesto publicado en internet por el perpetrador, minutos antes de que incurriera en el Wal-Mart de esa ciudad. Dicho manifiesto, titulado “La verdad incómoda” se divide en cinco apartados: 1) las razones políticas del ataque,2) las razones económicas, 3) el equipo utilizado para el tiroteo, 4) la reacción esperada tras el ataque y 5) las razones e ideas personales que llevaron a Crusius a cometer dicho crimen.

En el apartado de “razones políticas”, Crusius critica tanto a demócratas como a republicanos, sugiriendo que Estados Unidos pronto se convertirá en un estado de partido único dirigido por demócratas debido a la creciente población hispana. Postula que la creciente población hispana en Texas pronto lo convertirá en un estado sólidamente demócrata, lo que, según él, casi aseguraría repetidas victorias presidenciales demócratas, por lo que, señala, este tipo de ataques “eliminarán la amenaza del bloque votante hispano”.

Así mismo, Crusius expresa que su temor por el impacto que la automatización tendrá en las oportunidades laborales y argumenta que no se debe permitir que los inmigrantes sigan ingresando al país mientras las oportunidades laborales sean escasas. Argumenta que, si bien, los inmigrantes a menudo toman trabajos serviles que los estadounidenses no están dispuestos a realizar, sus hijos buscan mejores oportunidades y, a menudo, reciben títulos universitarios que les permiten obtener puestos de alta calificación. En este sentido, culpa a las corporaciones por abogar visas de trabajo para migrantes calificados, al señalar que dependen de los inmigrantes para cubrir puestos poco calificados.

Fotografía De Estructuras De Hormigón De La Ciudad

Es importante destacar que el perpetrador no aboga por una sostenibilidad económica y ecológica para todas las personas fuera de Estados Unidos, sino para sus propios compatriotas estadounidenses blancos. Al respecto señala en su manifiesto que la población hispana está dispuesta a regresar a sus países de origen si se les da el incentivo adecuado, un incentivo que él mismo y muchos otros estadounidenses proporcionarán. Finalmente, alienta a los lectores de ideas afines a planificar tiroteos similares, ya que considera que su ataque “es solo el comienzo de la lucha por Estados Unidos y”, agrega “Europa”.

El tiroteo en El Paso fue un parteaguas para que el gobierno mexicano decidiera iniciar una demanda contra el atacante por terrorismo doméstico, así como para lograr un consenso al interior de la Organización de Estados Americanos (OEA) para impulsar un frente común contra la xenofobia en EE.UU., al considerar que estos ataques no solo amedrentan a las comunidades latinas en ese país, sino a su cultura e identidad nacional.

Ante el reciente debate que existe en torno a la supremacía blanca en Estados Unidos, luego de que Trump, su discurso y filosofía, no solo evidenciara un flagrante sentimiento xenófobo dentro de la sociedad estadounidense, sino que también catalizara ideologías extremistas, destacando el supremacismo blanco en ataques como el de El Paso, es que este tiroteo puede leerse como una forma de terrorismo doméstico flagrantemente antimexicano, resultado de la construcción histórico-social de la identidad supremacista blanca estadounidense, que legitima sus acciones violentas contra las minorías no blancas a través del discurso político de odio de Trump. En este proceso, el movimiento supremacista blanco utilizó la narrativa antinmigrante de Trump para legitimar su ideología ante la opinión pública, mientras Trump mantuvo su narrativa como estrategia política para mantener la base electoral, que representa el movimiento de extrema derecha, alineado a su gobierno y campaña, como un intento en primer lugar para llegar al poder en 2015, para mantenerse y finalmente para buscar la reelección (fallida) en 2020.

Referencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s