Atracción por el mal

Por Monserrat Rebollo

Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Realmente existe el síndrome del chico malo?

Seguramente en algún momento de tu vida has sentido esa atracción inexplicable por el prototipo de “chico malo” aquel chico ególatra, egoísta, narcisista y maquiavélico, que por años nos han pintado en series y películas como el joven de personalidad fuerte y dominante que en algunos casos llega a caer en la agresividad. Pero no hay que sentirse culpable ¿Quién no se enamoró de “H” en “3MSC”?

Si bien, no es llamado como tal un síndrome, existe algo que se llama hibristofilia un término acuñado por el psicólogo John Money en los años 50´s que explica que esta es un tipo de parafilia cuya existencia puede poner en peligro la integridad física y mental de una persona. Se trata de sentir un alto nivel de atracción por personas violentas o que han cometido algún crimen de cualquier índole, ya sea violación, robo o inclusive asesinato.

Existen dos tipos de hibristofilia, la primera se cataloga como pasiva y se limita únicamente al deseo romántico o sexual por una persona violenta en la cual no existe una participación en los actos delictivos del individuo, más bien se enfocan en excusar su comportamiento. La segunda es del tipo activo y es la que suele llegar a los extremos, quien la padece llega a cometer grandes delitos por “amor”. Este tipo de parafilia también suele conocerse como el síndrome de Bonnie y Clyde, en referencia a una pareja de criminales estadounidenses que mataron, robaron y secuestraron por un periodo de más de dos años.

Mujer En Camiseta Negra Con Los Ojos Vendados

Te has preguntado ¿Qué tan probable sería enamorarte de un criminal?

Existe un amplio rango de atracción que va desde las personalidades duras, frías y fuertes hasta los asesinos seriales, tan es así que llegando a los casos más extremos hay mujeres que como Bonnie entablan una relación amorosa con algún psicópata asesino, muchas de ellas sólo han buscado la fama que los rodean, mientras que otras buscan transformarlos con su amor, por ridículo que suene.  A lo largo del tiempo han existido infinidad de casos de hibristofilia en el mundo, muchos de los criminales más conocidos han recibido en prisión innumerables cartas de admiradoras con sentido sexual o amoroso.

Uno de los casos es el de Ted Bundy un asesino en serie, recluso y condenado a muerte que recibió una gran cantidad de cartas durante su encierro. Charles Manson condenado a cadena perpetua por la muerte de nueve personas estuvo a punto de contraer matrimonio con su novia 50 años más joven que él. Otro ejemplo es el de Richard Ramírez, mejor conocido como “acosador nocturno” quien fue atrapado y condenado a muerte por el asesinato de 14 personas, 9 violaciones (que incluían a menores de edad), 2 secuestros, 5 intentos de asesinato, 2 felaciones forzadas, 5 robos y 14 allanamientos de morada.  

Fotos de stock gratuitas de abuso, accidente, advertencia

Fue un asesino despiadado que aterrorizó a más de uno en el sur de California y a pesar de ello cada audiencia se llenaba de personas que lo admiraban por sus actos cometidos y por una gran cantidad de mujeres que se peleaban por verlo; las mismas que le hacían llegar un sinfín de cartas y fotografías confesando su admiración y atracción hacia él.

El 03 de octubre de 1996, el brutal asesino contrajo matrimonio con Doreen Lioy una joven periodista virgen que luchó por demostrar su inocencia en la corte, a quien conoció por medio de las 75 cartas que ella le hizo llegar a su celda y a quien eligió por el simple hecho de ser virgen.  

Cabe destacar que este tipo de parafilia se ha dado más en mujeres heterosexuales que en hombres y esto se debe a que el 95% de crímenes seriales son cometidos por varones, lo que reduce significativamente el porcentaje de que se enamoren de asesinas en serie, eso sin descartar la posibilidad, como es el caso de la asesina en serie Joanne Dennehy quien cometió tres asesinatos y dos tentativas, sus tres cómplices actuaron bajo su influencia, dos de ellos tenían antecedentes penales pero no por actos violentos, mientras que el tercero era un padre de familia sin antecedentes violentos ni penales, su intención no fue más que ayudarla a evadir la ley y protegerla, únicamente para obtener su gratitud y aprobación.   

Persona Mano Llena De Líquido Rojo

Dennehy fue condenada a cadena perpetua y los tres hombres sentenciados por complicidad. Si bien, la hibristofilia no mitiga las acciones cometidas, en el caso de estos tres varones se observa un sesgo de género ya que históricamente las mujeres que han sido cómplices de asesinos seriales se les han considerado la rehabilitación para alejarse de la influencia de dichos delincuentes, caso contrario a lo sucedido con los cómplices de la asesina, demostrando así que la hibristofilia en los varones es parcialmente ignorada.

Actualmente se desconocen las cifras exactas de las mujeres que padecen o han padecido este tipo de parafilia, pero basta con saber que el cálculo arroja más de un centenar de casos de mujeres que se han enlazado con sádicos homicidas que hoy en día están cumpliendo su pena en alguna cárcel del mundo.

Referencias

  • Muse, M., & Frigola, G. (2003). La evaluación y tratamiento de trastornos parafílicos. Cuadernos de medicina psicosomática y psiquiatría de enlace65(1), 55-65.
  • MARTÍNEZ, M. R. B., ZUAZUA, G. B., & HITA, H. M. (2016). CAPÍTULO XI. PARAFILIAS. Salud sexual y reproductiva50, 117.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s