La Presidencia Imperial en México

Por Aldair de J. Frías Coria

Tiempo de lectura: 5 minutos

Los relatos sobre el antiguo régimen político hacen referencia al periodo del presidencialismo en México, algunos académicos lo denominan “La Presidencia Imperial”, dicho periodo inició en 1940 durante el gobierno de Manuel Ávila Camacho, terminando en 1997 cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI), perdió la mayoría en la Cámara de Diputados.

A lo largo de esas décadas, el PRI fue el partido hegemónico, controlando todas las gubernaturas y el Congreso, es ese tiempo el presidente de la República tenía un poder casi absoluto, como relatan algunos historiadores contemporáneos.

Se especifica en un ensayo publicado en los años 70s, por la revista de la Facultad de Derecho de la UNAM, estaban en manos de los mandatarios mexicanos “todos los bienes y todos los males de la nación, y por ello el pueblo lo espera todo de él y todo lo puede dar él”; “a él se le piden las soluciones de los grandes problemas nacionales y el remedio de los más pequeños defectos municipales”. Durante la época del presidencialismo, el Congreso autorizaba todas las propuestas del Ejecutivo, y los gobernadores obedecían las órdenes presidenciales.

Fotos de stock gratuitas de aprender, composición, concentrarse

¿Por qué se ha pensado que López Obrador intenta restablecer el antiguo régimen político mexicano?

La respuesta sería, por algunas de sus decisiones que ha tomado en sus 2 años de gobierno, de igual forma por su peculiar forma de ejercer su mandato. Andrés Manuel López Obrador, ha sido un presidente que ha impartido instrucciones a su gabinete desde las llamadas “mañaneras” que diariamente tiene con periodistas, en dichas conferencias de prensa, ciertos periodistas –y otros que no ejercen el periodismo- acostumbran solicitar al presidente que solucione problemas de carácter local; en ocasiones se denuncian Alcaldes, gobernadores o funcionarios federales, en otras, hacen referencias a temas determinados, como; la edificación de plazas comerciales o casos de abusos y violencia de género cometido por altos funcionarios públicos, y para todos los casos, el presidente emite su respuesta y su juicio como en tiempos de los oligarcas.

Y para bien o para mal, los miembros del gabinete presidencial, así como el resto de los integrantes del gobierno federal están obligados a obedecer las instrucciones del presidente.

Fotos de stock gratuitas de adelante, aventura, caminar

También el presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha querido comparar o imitar a Benito Juárez, aquel presidente que se mantuvo en el poder durante muchos años y que solo la muerte le quitó el poder, aquel que se vendió y vendió la soberanía de México a los Estados Unidos de Norte América, solo para mantenerse en el poder y ganar a los conservadores la guerra civil que provocaron. Lo cuál nos puede dar un indicio de que este otro presidente Andrés Manuel López Obrador podría imitar las hazañas del otro presidente Benito Juárez, y hacer lo que quiera con el país, con las leyes y con el poder, para bien o para mal.        

Uno de estos casos sería; los memorándums que Andrés Manuel López Obrador firmo como Presidente de la República Mexicana, para dar efecto a la suspensión de la aplicación de la Reforma Educativa, cuando el Congreso no pudo derogarla como había mandado el presidente; otro caso, fue su decisión de cancelar las condonaciones de impuestos a los grandes contribuyentes; y uno más, ha sido su propuesta de sustituir a las 2,300 delegaciones y subdelegaciones del gobierno federal, qué hay en los 32 estados, por la creación de una supra delegación en cada estado. Dicha estructura se denomina Delegaciones de Programas de Desarrollo, y quienes las encabezan responderán directamente a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

Fotos de stock gratuitas de adentro, adulto, aprender

Estos SuperDelegados, como se denominarán, controlarán el presupuesto federal de los estados, algo que podría ser bueno o malo dependiendo del enfoque con que se mire, ya que en México la mayoría de las entidades federativas no recaudan con impuestos todos los recursos que necesitan.

El régimen Presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

¿Cómo ha sido el régimen presidencial de Andrés Manuel López Obrador a dos años de asumir el gobierno de México?

Se forja como un gobierno autoritario, populista, absolutista en cuanto a que cualquier crítica que se pronuncia en contra de él o de su proyecto, es desterrado de gobierno, casos como Brozo, Loret de Mola o Chumel Torres, donde por criticar su persona o su modelo presidencial, reciben el desprecio público y de los medios de comunicación “oficiales” y ataque de los llamados “amlovers”; es una presidencia que hasta la fecha se pinta de populista y demócrata, mientras en lo más profundo de su gobierno, es autoritario, centralista y paternalista, como en los mejores tiempos del PRI.

Un gobierno donde se vio la peor caída de la economía en muchos años en México, donde se ha afectado las inversiones extranjeras e internas para beneficio de un gobierno que no ha sabido administrar los impuestos, un gobierno de mentiras, que día a día le miente al pueblo, como le supuesta venta del avión presidencial (que nunca paso y se dejó en el olvido), la pésima información en el manejo de la pandemia por covid, un gobierno donde se destruyen instituciones públicas para el beneficio y goce de una sociedad mal informada y mal educada en muchos aspectos, un gobierno que no quiere reconocer o apoyar situaciones políticas que aquejan a otros países por temor a perder poder o popularidad con la ciudadanía, haciéndose de la vista gorda.

Fotos de stock gratuitas de ahorros, antiguo, caer

En fin, un gobierno y un presidente que no han sabido dar soluciones, pero si ilusiones.    

Por sus acciones se podría decir también, que está reconstruyendo la institución presidencial, pero con ciertos límites, que en este artículo no toca hablar de ellos. Sim embargo, alguien que gana la elección con el 53% de los votos y tiene formas de alcanzar una mayoría en el Congreso, tiene que ejercer ese poder.

Y eso es lo que está haciendo, como lo repito, ejercer el poder a la manera de Benito Juárez su ídolo, con poderes metaconstitucionales, al hacer y deshacer como lo hace actualmente con las instituciones públicas, con sus opositores y con los cambios hacia la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Referencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s